domingo, 18 de mayo de 2014

Carta para... (Relato)


La mujer se sentó a la mesa de la cocina para revisar el correo del día. Como de costumbre, había facturas, promociones, revistas, más promociones. Iba pasándolas rápidamente, sin prestarles mayor atención, hasta que un sobre de color blanco llamó su atención. Tenía su nombre escrito en él, pero lo curioso era la letra que se utilizó, ya que los trazos eran propios de un niño. 

Dejó el resto de la correspondencia sobre la mesa y sostuvo el sobre entre sus manos, dándole vueltas. Era de un color blanco muy intenso,  pero no estaba sucio o arrugado, como siempre llegaba del correo. No tenía remitente, sólo su nombre escrito con esa letra tan particular.

Algo en su interior la hizo sobresaltarse. Se sintió nerviosa, temerosa y puso la carta sobre la mesa. Ella no tenía hijos ni sobrinos, ni conocía ningún pequeño que se la pudiera haber enviado. Además, cómo podía haber llegado a su apartado de correo, si no tenía estampillas ni recibos postales de ninguna clase.

Volvió a tomar el sobre entre sus manos y lo giró entre ellas, pero sin abrirlo, tratando de adivinar a quien pertenecía. Lo acercó a su cara y le llamó la atención el suave perfume que emanaba de él. No recordaba haber sentido una fragancia similar, la cual le dio el valor para abrirlo. Lo hizo lentamente y con mucho cuidado para no romperlo. Apenas había empezado, cuando la cubierta se desprendió, como si nunca hubiera estado pegada. Lo abrió con cuidado y sacó la carta que se encontraba adentro.

Puso el sobre a un lado y tomó las dos hojas que había en este. Las desdobló cuidadosamente y observó que estaban escritas a lápiz, en letra grande, igual a la del sobre, pero muy ordenada. Dirigió su mirada a la primera línea y comenzó a leer:

"Hola

Debes estar preguntándote quién te escribió esta carta. Bueno, es entendible, han pasado varios años. Ya te lo diré, por si no lo has adivinado. ¿Desde dónde te estoy escribiendo? También lo sabrás muy pronto. ¿Por qué te escribo? Eso te lo voy a explicar ahorita mismo, pero primero quiero decirte que estoy en un lugar que no te puedo describir, pues no conozco las palabras para hacerlo. Sólo puedo decirte que es el lugar más hermoso que te puedas imaginar: las flores nunca se marchitan, la brisa siempre sopla suavemente, los pájaros entonan los más bellos cantos, el sol brilla en lo alto y nunca hace mucho calor o mucho frío, la hierba es siempre verde y jamás crece más allá de lo que a uno le gusta y lo mejor de todo, no existe la muerte, ni el dolor, ni la enfermedad, aunque estas últimas cosas no sé que significan, pero me han contado que existen allí donde tu vives.

Creo que ya te habrás imaginado de donde te escribo, ahora te diré por qué lo hago.

Como sabes, yo morí antes de tiempo. Esto no significa que morí antes del momento que me correspondía, sino que morí incluso antes de conocer siquiera el tiempo. Cuando eso sucedió, desperté en este lugar,  pero no tenía miedo alguno, aunque tampoco sé que es el miedo, pues aquí eso no existe. Junto a mí despertaron muchos otros niños que también murieron antes de tiempo, pero ninguno sabía donde estábamos,  aunque sentíamos que pertenecíamos a este lugar. Fue cuando conocimos al dueño de este hermoso sitio y nos dijo que era nuestro Padre del cielo.  Él nos explicó que había sucedido. Nos enteramos que nuestros padres de la tierra no nos quisieron, pero que era porque no nos habían conocido. Nuestro Padre del cielo nos dijo que Él sí nos quería y que nos amaba muchísimo desde siempre. Nos contó como antes de nacer nos quitaron la vida sin tener culpa de nada y sin siquiera decirnos por qué lo hacían,  simplemente no nos querían con ellos y nos eliminaron de sus vidas.  Nos explicó muchas cosas más que no te puedo contar, pues como te dije,  aquí no existe el dolor ni la tristeza, ni la enfermedad ni la muerte, por lo que somos muy felices. Tal vez pienses que es mejor para mí no haberlas sufrido, pero eso es algo que nunca sabremos. 

En fin, ahora vivo aquí y tengo muchos amigos. Aquí hemos aprendido muchos juegos y nunca nos cansamos de jugarlos, pero el que más nos gusta es el de: ¿qué íbamos a ser en la vida? Algunos de mis amigos iban a ser doctores, astronautas, ingenieros, recolectores de basura, abogados, futbolistas, enfermeras, choferes de taxi, maestros, bueno, muchísimas cosas. Mientras jugamos, nos enteramos que algunos tenían misiones muy especiales, pues iban con regalos que Dios enviaba a las personas de la tierra. Uno descubriría la cura contra una terrible enfermedad que llaman cáncer. Otro sería un gran líder que llevaría la paz a muchas naciones. Otro resolvería como alimentar a todos los niños hambrientos del mundo, otro enseñaría a las personas como salvar el medio ambiente. También habían unos que tendrían alguna discapacidad o enfermedad, pero Dios nos dijo que él tenía un propósito hasta para esas cosas que la gente llama malas. Bueno, eran muchas cosas especiales, pero la humanidad las rechazó. ¿Sabes por qué nos encanta este juego? Porque no sabemos que significan,  así que nos gusta imaginarlas.

Pero si te escribo no es para hablarte de mí, sino por dos razones. En primer lugar, para decirte que te amo. Si, te amo, pues no sé que es el odio, aquí no existe pero lo he oído nombrar y me han dicho que es algo muy feo. La segunda razón es porque Dios está muy triste. Resulta que un día que estábamos jugando, lo vi sentado a la orilla de un hermoso árbol y me pareció que no tenía la cara alegre de siempre. Entonces me acerqué y le pregunté por qué estaba triste y me dijo que era porque la humanidad estaba haciendo cosas que a Él le desagradaban, pero principalmente porque mi mamá había hecho algo muy malo y, aunque ella le decía a todos que no le importaba lo que pensaran de ella, que no tenía que pedir perdón, que fue una decisión de la que sólo ella era responsable, que tenía el derecho de tomarla, que era su cuerpo y muchas otras cosas más, pero en el fondo, cuando estaba sola y nadie la miraba, lloraba y ella no sabía por qué se sentía así. Fue cuando se me ocurrió una idea, y le pedí permiso para escribirte y explicarte porque te sentías así. Él me preguntó que si yo haría eso por mi madre y le dije que sí, pues sé que si no pides perdón ni te perdonas por lo que me hiciste, nunca podré llegar a conocerte ni enseñarte todas las cosas lindas de este lugar. 

Es por esto que estás leyendo esta carta, pero no quiero quitarte más tiempo, sólo quiero decirte que te amo y que espero conocerte algún día. 

Se despide de ti con mucho cariño, 

Tu hijo"

La mujer levantó la vista de la carta, la cual temblaba entre sus manos y comenzó a llorar, pues hasta ese momento comprendía lo que había hecho.


###

DONACIONES

Dirección bitcoin:
13VMqdm5pBuHmadNbkd6nZq3AVZYNameAp


### 


Otros títulos de Victor Roswell

miércoles, 14 de mayo de 2014

Entrevista para MisLibrosPreferidos.com

[http://mislibrospreferidos.com/entrevistas/leer/6.victor-roswell]


Preséntate a nuestros lectores, cuéntanos algo de ti

Nací en la ciudad de San José de Costa Rica, en el año de 1969. Mis primeros recuerdos los asocio con las últimas plantaciones de café que por aquel tiempo todavía existían en la ciudad capital, donde crecí imaginando aventuras y creando mundos fantásticos. Desde mi niñez presencié la transformación de una ciudad que se mezclaba con el verde y azul de la flora y fauna, en un lugar cubierto por el gris y negro del concreto y el asfalto.

Mis estudios de educación básica y superior siempre estuvieron aparejados con las letras, siendo la literatura fantástica y de aventuras mi predilecta, sin dejar por ello de lado aquellas enmarcadas en la historia, pues estas no sólo me permitían viajar a lugares inexplorados, conocer personajes interesantes o verme inmerso en peligrosas aventuras, además de vivir en medio de las civilizaciones que moldearon, para bien o para mal, el mundo que ahora habitamos.

Durante mis estudios superiores me interesó profundizar en la historia antigua de Costa Rica, principalmente en muchos de los misterios que no han sido develados y de ellos, uno que resulta mi predilecto: el significado de las esferas de piedra que han sido encontradas en diversos lugares de nuestro territorio y su significado social, religioso y astronómico entre los pueblos que las crearon y que desaparecieron antes de la llegada de los españoles o el porqué de la influencia de las grandes culturas prehispánicas del norte y sur de América se detenía en este territorio.

Para mí, escribir es permitirle a los personajes, y a los mundos donde ellos viven, escapar de los límites de mi imaginación, no por benevolencia sino porque así dejen de molestar. Tal y como sucede en la vida, existen personajes que son mis preferidos, otros a los que aprecio y unos cuantos con los que no me llevo bien, pero por el beneficio de la historia, trato de convivir con todos.

¿Cuándo decidiste ser escritor?

No tengo memoria de que alguna vez lo decidiera. Siempre me ha gustado crear historias, ya sea que las plasme en papel o queden sólo en mi mente.

¿Qué tipo de novelas son las que más te gusta escribir?

Del mismo tipo de las que me gusta leer: fantasía, ciencia ficción, históricas.

¿Cuál ha sido tu último libro?

"El canto de los quetzales". Narra las aventuras del joven Diego y su ingreso a un bosque tropical al sur de Costa Rica, para salvar la vida de su madre. Es una selva llena de peligros, ruinas y misteriosas esferas de piedra con extraños petroglifos, porque esconde un árbol azul del que se extrae un néctar que cura toda enfermedad, pero cuya raíz también otorga la inmortalidad a quien la come. En la historia es de mucha importancia la extinción del sapo dorado (actualmente extinto) y lo que significa su ausencia en el canto de la vida

A través de las letras busco crear historias como las que tanto amé de pequeño, aprovechándolas para llamar la atención y advertir de los peligros que conlleva la salvaje explotación de los recursos naturales, la cual terminará afectando (y tal vez destruyendo) al ser humano.

La novela ha gustado mucho y ya se encuentra traducida al inglés bajo el título "The Song of the Quetzal".

¿Cómo se te ocurrió la idea de escribir tu último libro? ¿qué te inspiró?

El deterioro ambiental es terrible en todo el planeta: destrucción de selvas y  contaminación del aire y del agua. Sin embargo, hay otro aspecto al que damos poca importancia: de la flora y fauna en los bosques tropicales se extraen más de la mitad de las medicinas con las que se tratan y curan muchas enfermedades. Con la destrucción de estas selvas también estamos perdiendo las medicinas que probablemente un día curarán la enfermedad de un amigo, familiar o incluso de la persona que está leyendo esta entrevista.

¿Qué personaje de tus novelas es al que le tiene más cariño? ¿Por qué?
Uno del que no he terminado de escribir su historia. Ha sido el primero que he imaginado, pero su aventura no ha concluido. Espero que dentro de poco tiempo esté listo. Si te digo que la historia inicia en el Mare Nostrum, aquel mar que después será conocido como el Mar Mediterráneo.

Algunos creen que la vida de los escritores se reflejan en su obras ¿qué parte de ti se ha quedado en la novela?
La fascinación por los misterios que aún se hallan escondidos en los bosques tropicales.

¿Qué opinas de los soportes digitales para la lectura?

A quien le gusta leer, estos dispositivos serán un gran amigo. Además, son un magnifico medio para leer libros cuyo costo o ubicación geográfica, sería de difícil acceso.

¿Te relacionas con tus lectores a través de las redes sociales?, ¿Cuáles?

Principalmente por Facebook. Pero también a través de Twitter.

¿Cuál ha sido el último libro que has leído?
"Sinuhé, el egipcio" de Mika Waltari (Confieso que es la tercera vez que lo leo).

¿Quién es tu escritor favorito?.

Indiscutiblemente J.R.R. Tolkien. Pero para mí lo es, no por un libro en particular, sino por ese maravilloso universo que creó. Entre lo que escribió, las historias recopiladas en "El Silmarillion" son mis preferidas, en especial la de Beren y Lúthien.

Si pudiera escoger sólo un libro ¿Cuál escogería?

Muy difícil de responder. Recuerdo que hace muchos años vi la película "La máquina del tiempo", basada en el libro del mismo nombre de H.G. Wells. Al final de la película, el personaje principal se lleva tres libros para el futuro, pero nunca dice cuales fueron. Desde ese entonces me he preguntado cuáles escogería yo… todavía estoy en el dilema.

¿Qué nos puedes contar sobre tu próxima novela?

Se llama "El ocaso del Águila". Se basa en la profecía de una antigua civilización que prosperó y declinó en América Central por haberse vuelto orgullosa y olvidado sus valores. Dicha profecía habla del fin de los Estados Unidos de América.  ¿Ciencia Ficción? Sí. ¿Realidad? Espero que no…